viernes, 10 de abril de 2009

Polaridad

Hay tres tipos de personas en esta vida, las que nacen siendo buenas personas, las que intentan ser buenas personas, y otras que simplemente se dieron por vencidas...
Que estrés, considero que yo debato entre la segunda y la tercera, se perfectamente que no nací para ser la persona buena con el mundo, la que le soporta todo a las personas dando su mejor cara, ni tampoco mi manera de resolver mis problemas es la optima ni la más asertiva ¬¬
Sé que toda mi vida incluso en mi niñez fui una persona culera con los entes vivientes a mi alrededor, no por eso quiero decir que disfruto del dolor de las personas, porque eso no es lo mío, el que sea culera no implica que no tenga sentimientos, ni que no me duela la gente que quiero. Solo sé que esto que muchos intentan reprimir (hasta yo), es parte de mí.
He pasado los últimos 2 años de mi vida (aprox.), intentando encontrar una respuesta en personas con diferentes modos de pensar a los normales, con kabbalistas, con mayas, con psicólogos, en libros, en programas de tv como Dr. House jaja que aunque no lo crean de verdad me ha hecho entender muchas cosas, y a lo largo de esto, he logrado encontrar 2 “lados” de mi vida:
El primero, en el que tengo el control, y pienso lo que voy a hacer antes de actuar, en el que intento entrar en empatía, en el que sé como funcionan las “relaciones humanas” y aplico mis super conocimientos psicológicos en el que mi hemisferio izquierdo de mi cerebro no debe controlarme y que debo usar un poco mas el derecho hasta que logre un equilibrio en el que no deje de sentir, pero en el que mis emociones, no controlen mi vida ¬¬ con sentimentalismos fuera de lugar.
El segundo lado de mi vida, es en el que decido ser la persona culera, a la que no le importan las demás personas, en la que puedo ser cruel, sarcástica, burlona, y hasta egoísta, indiferente…
En el que puedo hacer mucho daño, pero que al mismo tiempo me daño a mi misma, aunque debo confesar que es el lado mas cómodo, en el que en momentos de tristeza he encontrado destellos de felicidad pasajera, este lado me gusta y si no me dañara a mi misma y a las personas que de verdad quiero, no me importaría vivir en el siempre…
Y sabes… creo que no he llegado al limite, creo que puedo ser en verdad una ogt, solo que mi otro lado me limita ¬¬
Que tontaria de mi parte escribir esto…
Y por cierto…
Estaba yo en el micro que se va por periférico, escuchando música, baboseando y notando que periférico como muy pocas veces en el año, estaba vacio, bueno eso X, entonces, a lo lejos vi a un hombre caminando por la banqueta, nada extraordinario, pero lo que talvez llamo mi atención esque caminaba de un modo muy particular, como lo hacen los borrachos después de haberse excedido, y no pueden siquiera mantenerse en pie, dentro de mi pensé que era un borracho cualquiera haciendo su show en pleno periférico, el problema fue cuando, el micro con su paso lento se iba acercando hacia el señor des variante, entonces fue cuando me di cuenta que no era un borracho, porque en un lapso como de 5 segundos que fue el tiempo que nos tardamos en rebasarlo, vi que el señor se masajeaba lo mas fuerte que podía el pecho y en su cara se veia desesperación, y sus piernas por instantes perdían su fuerza y a punto de caer al piso, el de algún modo recuperaba esa fuerza y de verdad luchaba por no desplomarse … ESTABA TENIENDO UN INFARTOOOOO!!!
De verdad no se pueden imaginar lo que vi en su cara, jamás crei sentir algo asi, después de algunos minutos que literalmente quede en shock, me enoje, por no haber bajado a ayudar al señor, porque igual no lo iba a salvar del infarto, pero no se, avisarle a alguien, el señor iba solo en perifericoooo, donde no hay ni un alma en este viernes de semana santa ¬¬

by Leilani

2 comentarios:

Genius dijo...

Interesante tu valoración, creo que es difícil hablar de uno mismo, y más cuando tenemos que subrayar las cosas que sabemos que no son las mejores, pero todas esas características son las que nos definen, para bien o para mal...

Sabes lo del Sr. puede ser un llamado de atención para ti, quizá sea una manera de revelarte algo, creo que a todos nos ha dado alguna vez un infarto, y no en el corazón,....sino que en el alma...

Bendiciones

Roberto dijo...

wow, que impresión, y es que uno piensa que siempre está preparado para ese tipo de cosas